29 de Enero de 2020

“Decía además: Así es el reino de Dios, como cuando un hombre echa semilla en la tierra; y duerme y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece sin que él sepa cómo. Porque de suyo lleva fruto la tierra, primero hierba, luego espiga”

Marcos 4:26-28

Lo que escapa de nuestras manos

Hoy amanecí un tanto angustiado, con una profunda sensación amarga a raíz de un extraño sueño que tuve la noche anterior. En mi sueño yo me encontraba en una situación desesperante -no recuerdo puntualmente cuál era- sobre la cual yo no tenía control alguno. La sensación de amargura perduró algún tiempo después de haber despertado. De la misma manera que en mi sueño yo no tenía control sobre lo que pudiera ocurrir, podemos sentir nosotros en algún momento que no tenemos control sobre acontecimientos que se presentan o se presentarán en nuestra vida, y allí reside la importancia de cultivar una sólida fe en Cristo. La fe se trata justamente de eso: cada día Dios haciéndose presente en nuestras vidas, moldeándonos, cambiándonos, sin saber nosotros en qué momento lo hace o cómo lo hace: es decir, teniendo muy poco control sobre el proceso. Lo grandioso de fortalecer nuestra fe en el Señor, es comprender el gran interés que Él tiene por nosotros, la vocación con la que dedica y dedicó su vida entera a nuestro cuidado y cómo desempeña una lucha constante por nutrirnos como discípulos completamente desarrollados.

Lee y repite la siguiente oración...

Oh Dios mío, dueño y señor de mi Fe, fortalece en mí el carácter de un hijo que te ama. Dame la sabiduría para confiar en tu cuidado y entender que cada día es una oportunidad para compartir tus enseñanzas con todos aquellos que me rodean.

¡Invita a alguien a que haga esta oración!

Lecturas anteriores

“Pero ahora, sin la mediación de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, de la que dan testimonio la ley y los profetas. Esta justicia de Dios llega, mediante la fe en Jesucristo, a todos los que creen. De hecho, no hay distinción.”

Romanos 3:21-22

Una fresca brisa de bondad

Anoche me dispuse a ver un poco de televisión antes de ir a dormir, como para despejar mi mente de todas las preocupaciones cotidianas y así poder descansar mejor. Elegí ver un resumen de noticias ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Entonces los apóstoles se juntaron con Jesús, y le contaron todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado. El les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto.”

Marcos 6:30-32

Descansemos en Jesus pues Él así lo ha dispuesto

Cuando era niño, en mi pueblo natal, quise un día construir una casita de madera en un árbol. Recuerdo que mi padre me prestó sus herramientas y consiguió los materiales. Con todo listo me ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”

Josué 1:9

Un paso adelante

Hace algunos días presencié algo muy curioso: Un compañero de la oficina con un perfil de personalidad retraído e introvertido; una de esas personas a la que pocos le conocen su voz, adoptó una ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.”

Isaías 57:15

Nada temo porque estoy del lado del Señor

Nada debe abrumar el espíritu de aquel que obra conforme a los mandatos de Dios ya que será recompensado con bendiciones en tiempos de tribulaciones o en épocas de dicha. Él jamás nos soltará la...

Continuar leyendo la Reflexíon