04 de Septiembre de 2018

“Le pido que, por medio del Espíritu y con el poder que procede de sus gloriosas riquezas, los fortalezca a ustedes en lo íntimo de su ser, para que por fe Cristo habite en sus corazones. Y pido que, arraigados y cimentados en amor.”

Efesios 3:16-17

Puntos de vista

Conozco una persona excepcionalmente buena en todo lo que se propone, es una compañera de trabajo que conocí hace poco más de un año y que no ha dejado de sorprenderme constantemente. Todo lo que emprende lo hace con un profesionalismo nunca antes visto pero, a decir verdad, creo que no cuenta con el impulso inicial que le daría más confianza en sí misma. Hablando hace poco con ella acerca de su nuevo proyecto, la noté bastante insegura y no pude evitar remarcárselo: le dije que pensé que estaba bromeando y que no la reconocía. Ella me dijo que no estaba segura acerca del proyecto y que no creía que haría la diferencia.


Personalmente, en estos casos es cuando tomo la posta y aseguro que todo es posible si la Fe es fuerte; y lo digo en serio, más allá de estudios de mercado, competencia y demás tecnicismos; si la fe en uno mismo es fuerte, eso es todo lo que se necesita. Los proyectos a los que nos abocamos van más allá de su funcionamiento y, aunque cueste comprenderlo, son una proyección de Dios para probar nuestra tesón, nuestro compromiso, nuestra fe. Recordemos que sólo ante Dios responderemos y cuando lo hacemos, rendimos cuentas acerca de qué hemos hecho con aquello que Él nos encomendó: vivir y amar.


¿Te ha gustado la Reflexión? ¡Compartela!

La siguiente oración te iluminará y te permitirá abrir un camino de paz en el sendero del Señor.

Lecturas anteriores

“Y le preguntarán: ¿Qué heridas son estas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fui herido en casa de mis amigos.”

Zacarías 13:6

¿Por nuestros propios medios?

Alguien me dijo una vez que las demandas o acciones que emprendamos tienen que ver directamente con las necesidades que estemos atravesando en ese particular momento, y con esto hoy quiero referirme a...

Continuar leyendo la Reflexíon

Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.

Santiago 5:7-20

El por qué de las dificultades

La vida cristiana implica que en ocasiones tendremos que vivir momentos difíciles, porque el que seamos hijos de Dios no nos exonera de sufrir dificultades. Comprender esto es clave para llegar a ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Muéstrame, oh Jehová, Tus caminos; Enséñame Tus sendas. Encamíname en Tu verdad, y enséñame, Porque Tú eres el Dios de mi salvación; En Ti he esperado todo el día. Acuérdate, oh Jehová, de Tus piedades y de Tus misericordias, Que son perpetuas”

Salmos 25:4-6

Al pie de la letra

Todos sabemos que muchas veces nos vemos invadidos por la duda en nuestro andar por los caminos de Cristo, pero al mismo tiempo es necesario determinar a qué nos referimos cuando hablamos de “la ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Jehová juzgará a los pueblos; júzgame, oh Jehová, conforme a mi justicia, y conforme a mi integridad. Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas establece Tú al justo; porque el Dios justo prueba la mente y el corazón. Mi escudo está en Dios, que salva a los rectos de corazón.”

Salmos 7:8-10

Un compromiso real

Durante mi época escolar nunca fui muy adepto a las clases de educación física o de deportes, pero aún así, fueron asignaturas que tuve que cursar y, lamentablemente, aprobar. Recuerdo que los ex...

Continuar leyendo la Reflexíon