30 de Marzo de 2020

“Porque tú has sido baluarte para el desvalido, baluarte para el necesitado en su angustia, refugio contra la tormenta, sombra contra el calor; pues el aliento de los crueles es como turbión contra el muro.”

Isaías 25:4

Un refugio en la tempestad reinante

Siempre me consideré una persona resolutiva ante los conflictos que se me presentan y, si bien aún no logro saber en qué medida he obrado bien, sí reconozco que he podido sortear exitosamente los obstáculos que en mi camino he encontrado. Pero claro está que no siempre he tratado aquellos problemas con la serenidad que en estos momentos me caracteriza: muy por el contrario, muchas veces me encontré desesperado y con la necesidad de encontrar ese lugar, ese momento en el que me sienta contenido y arropado, en busca de ese refugio en la tormenta. Y es que algunos días necesitamos refugio; necesitamos una luz que nos guíe a puerto seguro, a un mejor lugar donde podamos nuevamente retomar las energías y contar con las fuerzas necesarias para continuar. No debemos buscar muy lejos porque una de las maravillosas cosas de Dios es que, en nuestra Fe, nos cuida por vocación y no por obligación. Es un padre misericordioso e incondicional que está para nosotros cuando incluso hemos podido olvidar estar para Él. Recordemos entonces rogar nosotros también en oración, porque cuando le pidamos refugio, cuando le pidamos que con su mano nos levante, Él acudirá a ese llamado, porque si hay alguien que cumple su promesa de no dejarnos y brindarnos su amor y paz cuando los necesitemos, ese es Dios.


¿Te ha gustado la Reflexión? ¡Compartela!

Hallarás siempre refugio en el Señor y su camino será la salvación que estabas esperando. Toma estas palabras para orar a nuestro Padre y sentirte cerca de su luz.

Lecturas anteriores

“Ustedes no robarán, no mentirán ni se engañarán unos a otros.”

Levítico 19:11

Vivir con honra

Fue muy claro nuestro Padre en su mensaje y no deja lugar a ningún tipo de interpretación diferente, tan claro es lo que nos dice, como contundente en su forma de expresarlo. No hay lugar en ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Escucha lo que te mando: Esfuérzate y sé valiente. No temas ni desmayes, que yo soy el Señor tu Dios, y estaré contigo por dondequiera que vayas.”

Josué 1:9

Poniendo a prueba la valentía

Anoche, regresando a mi casa luego de un arduo día en la oficina, dos malhechores me sorprendieron y quisieron robarme. Sorprendentemente los enfrenté y logré convencerlos de que lo que estaban ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“No hagan nada por egoísmo o vanidad; más bien, con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos.”

Filipenses 2:3

La humildad ante todo

Hoy quiero que reflexionemos acerca de una virtud que tranquilamente se podría enunciar como la madre de todas las virtudes: La humildad. Reconozcamos primero que la humildad es la base sobre la ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Cuando Efraín vio su enfermedad y Judá su herida, Efraín fue a Asiria y envió mensaje al rey Jareb; pero él no os podrá sanar, ni curar vuestra herida. Porque yo seré como león para Efraín, y como leoncillo para la casa de Judá. Yo, yo mismo, desgarraré y me iré, arrebataré y no habrá quien libre. Me iré y volveré a mi lugar hasta que reconozcan su culpa y busquen mi rostro; en su angustia me buscarán con diligencia.”

Oseas 5:13-15

En la búsqueda constante

Esta mañana, mientras esperaba a que el tráfico se normalizaba camino a mi oficina, meditaba acerca de todas las cosas en las que empleamos nuestro tiempo. Personalmente creo que, en los tiempos que...

Continuar leyendo la Reflexíon