25 de Febrero de 2020

“En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas, para que por mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles oyesen. Así fui librado de la boca del león”

Timoteo 4:16-17

Una piedra más en mi camino

Es perfectamente normal que a veces, por motivos diversos, nos sintamos abandonados y también traicionados en nuestra vida, pero también es cierto que debemos mantenernos firmes en nuestras convicciones cuando algo de eso nos sucede, ya que las posiciones que tomamos, o las decisiones por las que nos inclinamos se sostienen en la justicia del Señor así como también en su sagrada palabra, sabemos que contaremos con su protección y guía de nuestro lado, a la vez que su cuidado será de vital importancia para sortear los obstáculos que se nos presentan. En tales casos, es imprescindible recordar que si el Señor está por nosotros, él nos fortalecerá en los momentos en los que atravesemos distintas dificultades y peligros. No olvidemos que en nuestra condición de seres humanos, siempre estaremos expuestos a momentos de soledad. Sin embargo, si prevalecemos firmemente en nuestra fe y confianza en el Señor, en tales dificultades podremos experimentar el poder absoluto de su naturaleza omnipresente y eterna. Al recorrer el camino de Dios nunca estaremos solos. Él es el único que puede acompañarnos todo el tiempo y para todo propósito de bien.


¿Te ha gustado la Reflexión? ¡Compartela!

Esta oración te permitirá focalizarte en la superación de ese obstáculo para poder recibir de modo pleno la Fe en tu corazón.

Lecturas anteriores

“Como el gorrión en su vagar, y como la golondrina en su vuelo, así la maldición nunca vendrá sin causa.”

Proverbios 26.2

Resuelve el conflicto interno.

Una de las leyes universales que Dios estableció es la ley conocida como “Causa y Efecto”. Según ésta, nada de lo que sucede es por accidente. Desde el punto de vista divino, los accidentes no ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Despertó Jacob de su sueño y dijo: Ciertamente el Señor está en este lugar y yo no lo sabía. Y tuvo miedo y dijo: ¡Cuán imponente es este lugar! Esto no es más que la casa de Dios, y esta es la puerta del cielo.”

Génesis 28:16-17

Nuestro encuentro con Dios

Este fin de semana me encontró trabajando cuando todo lo que yo quería era descansar y pasar tiempo junto a mi familia. De hecho, pasé todo el fin de semana con mi familia, trabajando en el templo ...

Continuar leyendo la Reflexíon

Seis días antes de la Pascua fue Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto y a quien había resucitado de los muertos. Y le hicieron allí una cena; Marta servía y Lázaro era uno de los que estaban sentados a la mesa con él. Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús y los secó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.

Juan 12:1-3

Quebrantados pero no Desamparados

El Espíritu Santo nunca ha dejado de obrar en nuestra vida. Enfrentamos pruebas y problemas constantemente, pero esto es porque el Espíritu Santo tiene una meta en nosotros: quebrantar y deshacer al...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.”

Isaías 55:6

Búsqueda constante de Dios

En nuestro caminar con Cristo, puede ser que caigamos en la rutina de ir un domingo a la iglesia. Muchas cosas hemos aprendido, y otro tanto nos queda por caminar, pero lo importante es entender que ...

Continuar leyendo la Reflexíon