31 de Mayo de 2020

“Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia.”

Hebreos 12:28

La amenaza que beneficia

Hoy meditaba acerca de las pruebas que a veces nos toca pasar, los momentos difíciles que no podemos evitar y que, muchas veces, nos hacen preguntarnos por qué nos toca a nosotros. Personalmente, en dichos casos creo que la casualidad queda desterrada, inclinándome a pensar que Dios me envía una prueba para fortalecer un área de mi vida que necesita ser reparada.




Creo también que es la manera en la que Cristo nos quiere decir: No olvides que estoy aquí, para que me reconozcas como tu Padre y para decirte que puedes contar conmigo, y las cargas que tengas que llevar a tus espaldas ya no son sólo tuyas, pues yo te ayudaré a cargarlas también. Recordemos que si bien el Señor puede permitir que cosas negativas sucedan en nuestra vida, Él no permitirá que los problemas nos sobrepasen y conoce a la perfección todo de lo que somos capaces de lograr.



Por último, el necesitar de la ayuda y compañía de Dios para solucionar los problemas que nos sobrevuelan, es una manera que nuestro Santo Padre tiene para no permitir que en nuestro interior florezcan sentimientos como la soberbia de pensar que no necesitamos Su ayuda ni la de nadie. Recordemos entonces que sólo en Dios podemos crecer y sólo junto a Dios lograremos vencer.


¿Te ha gustado la Reflexión? ¡Compartela!

Tal vez una simple oración sea necesaria para que Cristo sepa que no dudamos de Su amor, aún en los momentos más difíciles.

Lecturas anteriores

Así que…os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro racional culto.

Romanos 12:1

Nuestra entrega a Dios debe ser autentica y total.

Muchas veces nos preguntamos si nuestro compromiso con el Señor es suficiente. La inquietud que nos surge es: ¿Cómo puedo agradar a mi Señor? Dios, en su perfecta obra, nos reclama para que ...

Continuar leyendo la Reflexíon

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad

Efesios 4:22-24

Fortaleciendo nuestro carácter para cumplir el Plan de Dios.

Una de las enseñanzas fundamentales que nos brinda la Palabra del Señor es que Él tiene un propósito, un Plan para nuestra existencia. ¿Cómo cumplir con este paradigma? ¿De qué manera ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Ustedes lo aman a pesar de no haberlo visto; y aunque no lo ven ahora, creen en él y se alegran con un gozo indescriptible y glorioso, pues están obteniendo la meta de su fe, que es su salvación.”

Pedro 1:8-9

Las condiciones correctas

Mucha gente tiene la idea equivocada de que todo resulta más fácil al creer en el Señor, pensando que usamos a nuestro sagrado Padre como excusa. Aquellos que creemos fervientemente en el Señor y ...

Continuar leyendo la Reflexíon

“Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido. Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón”

Samuel 16:6-7

¿Quién soy yo para juzgar?

Hablando honestamente, ¿cuántas veces hemos juzgado a alguien por su apariencia sin antes llegar a conocer a la persona? El ser humano posee una costumbre que lo lleva a juzgar por las apariencias. ...

Continuar leyendo la Reflexíon